La importancia del acoso escolar

//La importancia del acoso escolar

La importancia del acoso escolar

Quizá al leer el título pienses: “Otra vez con este tema, si son cosas de críos, que aprendan a defenderse…” No pretendo molestarte pero… ¿Has pensado que esa filosofía va muy bien con una tribu de Zimbabwe?

Los animales se acosan para demostrar quién es el más fuerte. A veces vence el más hábil. En la historia de la humanidad (y en su prehistoria), la fuerza bruta ha servido durante milenios. Pero, sobre todo, hemos crecido por nuestro cerebro, cada vez más grande y evolucionado.

Si vives en España, o en un país desarrollado occidental, nos hemos dado unas normas de convivencia, donde todos valemos lo mismo y no cuenta la fuerza.

Os explicaré qué sucede con el acoso escolar si los profesores no lo detectan, si no reeducan a los que lo perpetran y no protegen a los que lo sufren.

  • Los niños y adolescentes acosadores, se vuelven más violentos, les refuerza esa situación de poder. Cuando sean adultos, utilizarán el maltrato como forma de comunicación. Será el germen de una futura y más que probable violencia familiar, que puede derivar en problemas de todo tipo: personas maltratadas, matrimonios rotos, hijos con apego inseguro… Como ciudadanos no serán ejemplares, fuente de problemas de orden público, etc.
  • Los niños acosados, se vuelven más tímidos e indefensos. Cuando sean adultos, tenderán a ser dependientes, a tener episodios de depresión. Les costarán mucho las relaciones interpersonales. Como ciudadanos, no se desarrollarán con toda su potencialidad, les costará emprender y un largo etcétera.

Si tienes problemas con el acoso escolar, por favor, ¡ACTUA! Si lo sufriste de niño y aún tienes secuelas, puedes acudir a tu psicólogo de confianza. Si lo sufre actualmente alguien que conoces, aconséjale que pida asesoramiento en alguna asociación experta en bullying, por ejemplo ANPAC, donde estoy colaborando personalmente.

Por | 2018-04-16T08:47:42+00:00 abril 11th, 2018|Blog|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario