Mi hijo ha venido a hacer de este un mundo mejor

//Mi hijo ha venido a hacer de este un mundo mejor

Mi hijo ha venido a hacer de este un mundo mejor

Este año, mi hijo de 19 años comenzó los estudios de Técnico de agrícolas en la Universidad. Podéis pensar que todo es normal, pero esto es el fruto de toda mi lucha y la de mi familia.

Cuando él tenía dos añitos, nos quedamos solos los dos y su hermano que tenía ocho meses. Tuvimos que volver a casa de mis padres, yo estaba rota por las palizas que recibía tanto verbales como físicas de mi exmarido. Yo veía que mi hijo crecía de un modo distinto a los demás y me echaba la culpa porque tal vez fueran las consecuencias de lo que habíamos vivido en casa. Pero no fue así, un día le diagnosticaron Asperger.

Con mi mejor intención lo cambié a un colegio concertado, creyendo que en esos colegios primaban unos valores que ayudarían al desarrollo de mi hijo. La realidad es que mi hijo vivió, y por ende sus familiares, un infiero: le tiraban a los charcos, le pegaban chicles, le rompían los cuadernos… El recuerdo más triste para mi es cuando se iban todos de excursión y lo veía a él solo en un asiento, ni siquiera un profesor se sentaba a su lado. Él lo llevaba por dentro, se lo callaba en casa, no nos contaba nada, hasta que empezó a estallar contra alguno de nosotros.

Empecé a ir a hablar con el tutor, el director… pero en el colegio no contaban con nadie del profesorado preparado, según ellos, “para un niño de estas características”, haciéndome sentir como si se tratara de alguien venido de Marte. Tengo que decir que algunos profesores sí lo ayudaron y se sorprendían cuando lo oían hablar de matemáticas, astronomía o astrología, le ayudaban con exámenes orales o le ofrecían un apoyo extra.

Así estuvimos hasta 4 de ESO cuando ya no aguanté más y le dije al director que iba a ir a Educación a denunciar la situación que estaba viviendo mi hijo. La gota que colmó el vaso fue una excursión de tres días que hicieron a Madrid y en la que mi hijo estuvo los tres días recluido en el hotel y apartado de todos. No pude aguantar más, se quebró lo poco que quedaba dentro de mi y pareció que ellos le vieron las orejas al lobo e intentaron cambiar el chip.

Nadie apostaba que mi hijo pudiera ir a la Universidad pero él quedó por encima de todos demostrando que es diferente pero que es un ser maravilloso, con unos conocimientos increíbles y un corazón de oro. Él es feliz en soledad pero si te acercas te sorprenderá con las estrellas y sus constelaciones o te convencerá del deber de reciclar. Tal vez no quiera que lo toques y ni te mire a los ojos al hablar, pero en los momentos en que me ha visto rota de dolor me ha abrazado mientras me decía “Te quiero mami”. Mi hijo no es como los demás, ni quiero que lo sea, solo quiero que lo respeten y comprendan igual que hay niños que no les gusta el fútbol o salir de fiesta. Mi hijo ha venido a dar cariño, reparar corazones y a hacer de este un mundo mejor.

Por | 2019-07-08T12:15:03+00:00 julio 8th, 2019|Historias|Comentarios desactivados en Mi hijo ha venido a hacer de este un mundo mejor

About the autor: