Profesores implicados en el acoso escolar

//Profesores implicados en el acoso escolar

Profesores implicados en el acoso escolar

Quiero contar el caso de mi hijo para que si alguna familia se encontrara en el mismo caso sepa que, aunque parece una tontería, no lo es.

Cuando mi hijo cambió de infantil a primaria, el centro decidió mezclar las clases para que los niños conocieran a más compañeros. Al principio fue bien ya que tuvo la suerte de coincidir con un par de compañeros de los que mejor se llevaba.

Un día, a la hora del recreo, me sonó el teléfono, era mi hijo pidiéndome que fuera a buscarle porque le dolía la barriga. Yo no le di mayor importancia porque al ratito se le pasó. Al cabo de unos días, me llamaron del colegio diciendo que otra vez mi hijo se encontraba mal, le volvía a doler la barriga pero, otra vez, al llegar a casa se le pasó. Fueron pasando los días y esto se volvía cada vez más usual, me llamaban los profesores, iba a por él, llegábamos a casa y se recuperaba. Decidí llevarlo al médico y me dijo que podía estar incubando algo y nos mandó para casa. Una noche el niño se vino a la cama porque decía haber tenido una pesadilla, a la cual tampoco dimos mayor importancia. Ya todo era diario e incluso mi hijo empezó a decir que no quiere ir a clase, que se encuentra mal y está mejor en casa.

Aquí es cuando ya me doy cuenta de lo que no quería ver, a mi hijo le pasaba algo más. Decidí hablar con su tutora para ver si ella había notado algo raro en clase que a mí se me escape, pero como suele ser habitual no habían visto nada, el niño se comporta normal en casa, no ven que tenga problemas con nadie… Pero yo no estaba tranquila y empecé a indagar y a hacerle muchas preguntas a mi hijo, ya que no era normal que tuviera pesadillas todas las noches e incluso algunas se orinaba encima.

Por fin un día consigo que me cuente que un niño de los que son nuevos en su clase, no en el centro, a la hora del recreo cuando están reunidos bajo una palmera le dice que en esa palmera lo va a matar y le hace un gesto con la mano como que le va a pegar. Entonces fui al centro a hablar con los profesores y me dijeron que no habían visto nada, pero que no me preocupe que son cosas de niños y que este niño es muy conflictivo pero que estarán pendientes y no dejarán que se acerque. De hecho, ya en infantil se recogieron firmas para que lo echaran del centro, pero al ser menor nunca se consiguió nada.

Mi hijo vuelve a clase y todo va genial, hasta que pasan un par de semanas y volvemos otra vez hacia atrás, dolor de barriga, no quería asistir a clase, pesadillas, se orinaba durmiendo… Volví a ir al centro y me dijeron que los tenían separados pero que este niño era muy difícil y que si le hacía el gesto de matarlo era desde lejos y entonces no pasaba nada.

Así paso todo 1° de primaria completo, llegó el verano el niño cambió por completo, estaba feliz en casa y genial todo. Cuando empezó 2° de primaria volvió el problema, en el centro siempre era lo de siempre hasta que tuve la suerte que la tutora se tuvo que dar de baja y llegó un sustituto. Enseguida fui a hablar con él y a explicarle todo. Este chico, un profesor joven y casi sin experiencia, me dijo que me quedara tranquila que esto se acababa ya. Gracias a este chico así fue, medió entre mi hijo y el otro niño, fue la sombra de mi hijo durante un tiempo, controlando en todo momento que el otro niño no se le acercara y con mucho cariño y gana consiguió que esto parara.

Mi hijo paso a 3° de primaria y este chico antes de irse consiguió por todos los medios que el siguiente año que volvieran a mezclar las clases para que mi hijo no coincidiera con el niño conflictivo. Gracias a este buen profesor que tenía empatía con los niños, la pesadillas de mi hijo terminaron y a día de hoy ve a ese niño y le es totalmente indiferente, pasa por su lado como si no lo conociera de nada.

Yo como madre os tengo que decir que ese niño repitió un curso y el año que entró al instituto lo primero que hice fue poner en conocimiento al centro lo ocurrido ya que seguía con el miedo 4 años después de que la historia se repitiera. Espero que con este relato pueda ayudar a alguna familia que se encuentre en el mismo lugar que me encontré yo y no dudéis en pedir ayuda. Yo en su momento no conocía ninguna asociación como conozco ahora. Y solo hablaba con la tutora la cual pasaba del tema. Hoy en día sé que hay que seguir otros pasos y mi hijo no hubiera pasado lo que pasó durante 2 años.

Por | 2019-07-05T10:04:07+00:00 junio 21st, 2019|Historias|Comentarios desactivados en Profesores implicados en el acoso escolar

About the autor: